Una sonrisa de bienvenida

Una sonrisa de bienvenida
Por: María José Ayala Ordoñez y María Andrea Ramírez Renero 

 

¿Te has puesto a pensar quiénes te reciben cada mañana? Todos los días al entrar y salir del Inhumyc los ves, están siempre ahí para cuidar de ti para que estés seguro, pero ¿realmente sabes quiénes son estas personas?

 

Los llamados “polis”, que en realidad son guardias de seguridad, siempre están al pendiente de nosotros. En realidad hay dos tipos de seguridad en esta escuela, unos llamados “seguridad exterior” (Space) y los otros que son “internos” pero ambos nos cuidan y están al pendiente siempre.

 

A los guardias de «Space» los puedes identificar por su uniforme negro con gris, su trabajo consta en cuidarnos desde afuera y alrededor de la Institución, también nos trasladan a otros lugares como la Apostólica, incluso nos conducen hasta nuestro automóvil y observan todo lo que está pasando en el exterior.

 

Ellos trabajan los 365 días del año y son siete guardias con nosotros.

 

Andrea García tiene 24 años y es una ex policía que trabajaba en guardia exterior, llevaba dos años en el Inhumyc. Llegó aquí porque necesitaban a una mujer en el equipo. Trabajaba de lunes a viernes de 6:00 a 16:30, en ocasiones venía los fines de semana o más tarde si había un evento en la escuela. Le gustaba estar aquí ya que era un ambiente sencillo, eran muy  humanos y nada groseros con ella aparte de que se lleva bien con los alumnos.  Tiene una capacitación de protección civil y privadas mixtas que son primeros auxilios, control o combate a incendio y defensa

 

Los guardias, por la mañana se dedican a recibir a los alumnos, ayudarlos a bajar del coche para agilizar el tráfico, al medio día hacen recorridos para ver si no hay nadie sospechoso rondado o algún alumno en alguna situación de riesgo, hacen los recorridos y los traslados de los estudiantes de la escuela a la Apostólica y viceversa..

Los guardias internos son quienes se distinguen por su uniforme azul, su trabajo consta de cuidar la escuela por dentro. Están al pendiente de la gente que sale y entra, cuidan que nadie se encuentre en una situación de riesgo. La mayoría de ellos lleva muchos años trabajando con el Inhumyc y son de gran confianza.

Ramón Velasco Vásquez de  55 años es un guardia interno que llegó hace 11 años, le gusta el ambiente de la escuela, ya que hay mucha confianza. Él cuida tanto de la escuela como del alumno. Siempre está en constante vigilancia.

Hay tres policías internos y cada uno tiene un trabajo diferente cada semana uno está en la puerta principal y el otro en el callejón de prepa y al final del día pasan a la puerta de secundaria. Cada determinado tiempo los capacitan en protección civil. Trabajan nueve horas, sólo están en el día y descansan el sábado.

Ninguno de los dos es más importante que el otro ya que cada uno tiene diferentes formas de cuidar la escuela, lo importante es que de una forma u otra se complementan y trabajan en equipo para mejorar la seguridad del Instituto y la nuestra, los estudiantes. La comunidad Inhumyc no sólo es el área académica y los alumnos, sino somos todos y cada uno de los trabajadores que ponen su granito de arena en cada acción que hacen.

Hay que reflexionar que los guardias de seguridad no sólo nos cuidan, sino que también son personas con una vida que es parte de la escuela, y que tenemos que valorar lo que hacen por nosotros y no verlos como una sombra que cuida de nosotros desde lo oculto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *