Un lugar mejor

Un lugar mejor
por: Alfonso Sánchez Herrera Lasso

 

En esta ocasión para Lado B, realicé un reportaje sobre el personal de intendencia de nuestra escuela. Como ya saben, el objetivo de esta sección es acercarnos más a la comunidad Inhumyc al averiguar cómo diferentes personas integran nuestra escuela.

 

Quienes trabajan en el área de intendencia son personas muy importantes, sin ellos, cualquier lugar sería muy diferente: sucio y descuidado. Eso me recuerda una ocasión, el año pasado, en la que estábamos algunos alumnos comiendo en el salón durante el descanso, y en la plática y el relajo, tiramos unas bebidas al suelo. Llamamos a alguien de intendencia, y lo limpió. Varios minutos después, las volvimos a tirar  y vino el mismo señor a limpiarlas. El señor sintió que no se había cuidado ni valorado su trabajo, pero lo hizo con muy buena actitud, porque está comprometido.

 

¿Qué hubiéramos hecho sin él? Seguramente habríamos seguido con nuestra plática y nuestro relajo, no nos habría importado haber ensuciado el salón. Las siguientes clases habrían sido muy incómodas, ya que la suciedad se habría acumulado, y no sería un buen lugar donde tomar clase. El piso se hubiera vuelto una superficie pegajosa y quizás el olor de la torta se hubiera quedado hasta el día siguiente.

 

Para conocer mejor esta parte de nuestra comunidad entrevistamos a los señores Guadalupe Cervantes, Genaro Reséndiz, Juan Manuel Beltrán, Tito Pérez y Jorge Gómez; los cinco tienen entre 45 y 60 años de edad. Quienes llevan menos tiempo trabajando aquí son Juan Manuel, que sólo tiene un año y medio, Genaro, ya con dos años y medio, y Jorge, apenas cinco meses; también están los veteranos, Tito lleva diez años, y don Lupe lleva catorce. Éste último nunca pensó en estar aquí mucho tiempo, pero por el gusto y entusiasmo que encontró trabajando aquí, se quedó. Cuando realicé las entrevistas me respondieron muy amablemente y se veían entusiasmados y felices, lo notamos por la forma cordial con que me recibieron.

 

Para hacer las preguntas me basé en lo que ya sabía sobre ellos, es decir, que se dedican a limpiar la escuela, que se encargan de dejar la escuela lista para el siguiente día y esas cuestiones que se relacionan con su trabajo. Pero, sobre todo, en lo que no sabía sobre ellos, su vida personal y lo que opinan de su trabajo, además de lo que hacen fuera de aquí.

 

Les pregunté cómo se sienten aquí, en su trabajo; cómo contribuyen a la comunidad, lo que opinan de la relación entre los alumnos, entre otras cosas. También hice preguntas de índole más personal como qué hacen en las tardes, su actividad favorita, etcétera. Sus respuestas nos dieron una nueva idea sobre ellos y la queremos compartir con el resto de la comunidad.

 

Cuando les pregunté sobre cómo era el ambiente de trabajo en el Inhumyc me respondieron que era sano, se llevan bien entre ellos y al momento de trabajar pueden hacerlo en equipo. Mientras que de la relación entre los alumnos, coincidieron que la perciben muy sana y “padre”, ellos notan la forma en que nos relacionamos y les agrada.

 

Una de los temas que me interesaba saber era de qué manera sienten que forman parte de la comunidad Inhumyc. Después de pensar un poco me respondían que son importantes y valorados, no sólo eso, sino que se les motiva a hacer mejor su trabajo. Los cinco nos dijeron que tienen impresiones muy diferentes del Inhumyc ahora que cuando empezaron a trabajar aquí, por ejemplo, me dijeron que se imaginaban que la escuela era más grande y organizada, pero con el tiempo se dieron cuenta que falta comunicación.

 

Cuando les preguntamos sobre las amistades que han formado aquí, quienes llevan más tiempo nos dijeron que han formado buenos amigos, y los que llevan menos, que apenas se están empezando a conocer bien, pero que creen que pueden formar amistades. Nos dijeron que se han relacionado muy bien con los alumnos. Juan Miguel y Jorge fueron los más entusiasmados cuando nos dijeron eso.

 

Cuando les preguntamos si han hecho algún cambio en el Inhumyc, nos respondieron que lo hacían cada día al realizar mejor su trabajo, y Genaro nos dijo que secundaria estaba muy desordenada y sucia, y que ahora ya está mejor. Los cinco creen que la mejor manera de dejar su huella en la escuela es al cambiar ellos mismos para así cambiar la escuela, y que nuestra comunidad sea cada día mejor.

 

Con respecto al trabajo, hubo quien nos platicó que consideran que la comunidad no los reconoce, o que cree que su trabajo es poco valorado, sin embargo, son muy felices trabajando, y los cinco sienten que se quieren quedar más tiempo aquí pero también nos dijeron que por una mejor oportunidad se irían. Tres de los entrevistados trabajan desde temprano en la mañana hasta las dos o tres de la tarde, y los otros dos trabajan de las dos a las nueve de la tarde.

 

Cuando regresan a la casa de trabajar, les gusta hacer muchas cosas, por ejemplo, a Jorge le gusta estar con su familia, igual que a Genaro, y éste último nos contó que juega futbol, como Juan Manuel. Don Lupe nos dijo que le gusta ver la tele, para descansar un rato, y cuatro de los cinco entrevistados nos dijeron que les gusta hacer las labores de casa. Juan Manuel nos dijo que le gustan los animales, y que tiene borregos, entonces en la tarde le gusta cuidarlos. Jorge nos contó que su pasión es la lectura, y que en las tardes le gusta trabajar en la computadora con fotografía y video. Los cinco regresan a sus casas en transporte público

 

En resumen, su trabajo aquí es intendencia, pero si vamos más a fondo, es hacer que nuestra escuela sea un lugar más agradable para llevar a cabo la educación y la convivencia.

 

En mi opinión, no se podría mantener una escuela sin ellos, ya que la escuela no se limpia ni se ve bonita por sí sola. Creo que ellos son quienes construyen la imagen del Inhumyc. Además, con base en la forma en que nos respondieron, son personas muy amables y entusiasmadas por compartir cosas con nosotros. Con base en las respuestas, la conclusión es que ellos nos ayudan a hacer el Inhumyc un lugar mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *