Romina Pons. Preguntas y respuestas

Romina Pons. Preguntas y respuestas

Como parte de la entrevista que realizamos a Romina Pons, exalumna del Inhumyc, generación 2002-2005, realizamos una dinámica de pregunta y respuesta,  donde no hubo mucho tiempo para pensar o reflexionar. Aquí el resultado.

¿En qué taller estabas?

Poética, porras, teatro, voleibol y salto de longitud, que con mi tamaño ¡bueno!

¿Cuál era tu clase favorita?

Literatura, la de Iván y la de Jorge Luis. La de Iván era una apuesta como social y es donde leímos 1984, era una cuestión bien roja.

¿Cuál era tu profesor favorito?

Jorge Luis, Iván y Carlos Carranza. Que eran los de literatura, letras filosóficas, y sociología.

¿Tenías un apodo?

Sí. Me decían a veces Punks, porque me ponía punkereta y me ponía los estoperoles.

¿Quién era tu mejor amigo o amiga?

Lorenza Terán se llama y sigue siendo mi mejor amiga.

¿Blancos o azules?

Azules. Definitivamente.

¿Te gustaban las convivencias?

¡Me encantaban!

Cuando te volabas clases, ¿a dónde te ibas?

A los bares que estaban sobre la calle, a la Sazón o a comer chilaquiles a la vuelta, Cocinas Sandy. Pero no digan que iba a la Cocina Sandy.

¿Cuál era tu comida favorita en la cafetería?

A mí me tocó cuando hicieron el cambio de cafetería… Había unas papas que les echabas de todo, hasta carne, queso, mayonesa, chile, ¡todo! Esas papas me encantaban.

¿Quién te gustaba?

Un tipo que iba dos años arriba de mi que se apellidaba Medina-Mora. No me acuerdo como se llamaba y qué oso que lo diga, pero ya pasaron muchos años, así que no creo que haya problema y de mi salón no me gustaba nadie, o sea, en mi generación eran mis amigos.

¿Cuál es la travesura que más te acuerdas?

Uno de mis mejores amigos, Fernando Echegaray, y no estoy segura si fue él, ya no me acuerdo, pero alguien metió una palomilla a la máquina de los refrescos y nunca calcularon. ¡Pum! , no pasó nada grave, pero si hubiera estado alguien cerca lo hubieran dañado muy fuerte.

Yo no participaba en las travesuras, yo me moría de risa, o participaba en las chiquitas.

Adriana: Incluso esa se platica todavía, eh.

Es que pudo haber sido tremendamente grave porque salieron los cachos, pero no me acuerdo si fue… Fue alguien de mi generación, seguro, porque ahora las generaciones son más chicas, la mía era de 300 personas. ¿Ahorita cuántos son?

Tamara: Hay 100, a lo mucho.

Nosotros éramos 300 y no conocías a toda tu generación.

¿Qué hacías en los descansos?

Fumaba. ¿hay área de fumar todavía? Generalmente platicaba con mis amigas y amigos de otros salones, ahí pues echando la chorcha y el chisme.

Tengo una broma simpática que hice una vez con mi amiga Lorenza. Quisimos investigar qué tanto se propagaba un chisme. Entre las dos en el área de fumar dijimos: ¿Ya oíste que se murió Michael Jackson? ¡Sí, no manches, se murió Michael Jackson!

Fue todo, dos horas después toda mi… No había teléfono, no había Twitter y se propagó todo el chisme de que se había muerto Michael Jackson y lo inventamos todo ella y yo, nos dimos cuenta de que los chismes… [chasqueó] ¡Rapidísimo!

¿Quién era el profesor más barco?

El profesor más barco… fíjate que del barco no me acuerdo, que mal ¿verdad? Híjole, me acuerdo de la más perra, era la Chaca.

Tamara: Teníamos una pregunta que era: ¿tuviste de profesora a la Chaca?

[Grita y dice muchos números] Hoja lila, porque mis trabajos eran en hoja lila y cada salón tenia un color de hoja y mi mamá mentaba madres porque una hoja blanca cuesta 10 centavos y una lila ¡cinco pesos! Y eran 40 de castigo pero les juro que del profesor más barco…

Me acuerdo de echar mucho relajo en clase y tengo esta imagen en cuarto en una clase que echábamos un chorro de relajo pero no me acuerdo de quien, posiblemente era la de física y por eso no se nada de física [se ríe]. No recuerdo el nombre del maestro pero era un bigotón y le decíamos Monterrey como al de chip y dale porque había una ardilla gordita que se llamaba así y que tenia un bigote.

¿Tenías algún compañero que te cayera mal?

Siempre había compañeros, Luis Méndez, era un mamón, en mi generación era el fresa popular insoportable.

¿Qué es lo que más recuerdas del Inhumyc?

Mis amigos y estar en el área de fumar que ya no se si exista, estaba junto a mi salón de cuarto que es donde esta el edificio de rombos al y había un jardín ¿Sigue existiendo?

Tamara: Ahora tenemos un horno de pizzas.

Ah, ¡qué padre!

Tamara: No es área de fumar, pero…

¡Qué padre! ¿Pizzas en horno? ¡Y los tacos!

¿Hacia lo alto?

¡Sí, claro! Cuando oigo la canción la piel se me pone chinita y en la prepa no me generaba ni un cuarto de sentimiento ni me pegaba la letra.

Es una canción católica, no sólo del Inhumyc, entonces yo una vez, viviendo en León, después de unos cuatro o cinco años en la prepa fui a una misa, pusieron la canción y comencé a llorar y a pensar que extrañaba al Inhumyc.

Define Inhumyc en cinco palabras:

La mejor experiencia que tuve [se ríe]. La mejor experiencia de joven.

Es que con cinco palabras no puedo… [cuenta con los dedos de la mano y dice]. Una experiencia inolvidable, increíble y divertida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *