Lo pequeño y sencillo, construye lo grande y significativo 

Querida comunidad Inhumyc,

 

Decía también: ¿Con qué compararemos el reino de Dios? ¿Con qué parábola lo explicaremos? Con una semilla de mostaza: cuando se siembra en tierra es la más pequeña de las semillas; después de sembrada crece y se hace más alta que las demás hortalizas, y echa ramas tan grandes que las aves pueden anidar a su sombra. Marcos, 4,31-42 Esta parábola de nuestro modelo de plenitud humana, se hicieron vida en el retiro de prepa titulado “Pequeñas acciones, grandes consecuencias”

 

El retiro se realizó en Valle de Bravo del 15 al 17 de enero del presente, participaron, alrededor de 55 jóvenes y 10 adultos. Fue un fin de semana en el que gradualmente fuimos descubriendo la importancia de lo pequeño y sencillo.

 

Los jóvenes coordinadores del retiro, junto el departamento de pastoral le pusieron contenido y sentido al nombre del retiro, teniendo de referencia a nuestro amigo y maestro de vida, Jesucristo. Cuatro elementos que ya vivimos en el Inhumyc fueron los centrales:

 

1.- Confianza. Descubrimos la importancia de confiar en nosotros mismos para recibir y valorar la confianza de los demás. “Aprende a confiar en lo que está corriendo, si hay silencio déjalo aumentar, algo surgirá. Si hay tormenta déjala rugir, se calmará”. Tao

 

2.- Comunidad. Constatamos una vez más que el sinónimo más cercano al Inhumyc es la palabra comunidad, el apoyo y la solidaridad están presentes cuanto más lo necesitamos. “Para ser realmente grande, hay que estar con la gente, no por encima de ella” Montesquieu.

 

3.- Libertad. Descubrimos que la libertad es un aprendizaje vital, es un aprendizaje que realizamos toda la vida, cada momento vamos encontrando elementos para ser más libres con nuestro pasado, presente y futuro. “Mirando atrás, estoy lleno de gratitud, mirando hacia adelante, estoy lleno de visión, mirando hacia arriba, me lleno de fuerza, mirando hacia dentro, descubro la paz” Oración Quero.

 

4.- Perdón. El perdón es un tema no fácil de tocar y sobre todo de vivir, pero el simple hecho de nombrarlo y dar algunas pistas para poder vivirlo y promoverlo es un gran logro. Muchas veces vivimos esclavizados por culpas. Aprendimos la importancia de perdonarnos a nosotros mismos para dejarnos perdonar. “Hasta una gota de agua sucia puede reflejar la luna” Anónimo budista.

 

Así, iniciamos nuestro año, con pistas claras y horizontes nuevos para nuestra vida. Arranquemos este nuevo año con esperanza y alegría, creyéndole cada día más a lo pequeño y sencillo. “Sólo si nos detenemos a pensar en las pequeñas cosas, llegaremos a comprender las grandes. José Saramago.

 

Un abrazo, su hermano y amigo,

Héctor MSpS, mejor conocido como Tatos.

Previous Post
«

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *