Editorial. Enero de 2018

Editorial. Enero de 2018

Cuando empezamos a reflexionar sobre lo que significa la frase “Exitosamente felices” a 60 años de trayectoria de esta institución, volteamos a ver a nuestros alumnos, a quienes se fueron, a los que han vuelto y a quienes siguen aquí; desde las múltiples decisiones que han tomado nos encontramos con una constante: no se trata de la felicidad ingenua de ignorar lo que nos desagrada, no es sólo vestir la vida de alegría y de risa, sino también dar espacio al llanto y a la melancolía.

La experiencia de cada individuo lleva a ponerle rostros diferentes al éxito, lejos de una sola idea o definición devienen tantas como las personas que integran esta comunidad. No entendemos que el éxito sea una meta, un lugar en el que alguien se pueda quedar a contemplar resultados, sino que lo pensamos como un camino que se forja a lo largo de toda la vida. Creemos que la autocrítica, el encuentro con el otro y la disposición a la acción son la base para construir el éxito, con los diferentes sentidos que pueda adquirir la palabra.

Ese camino inicia en el momento en que el aprendizaje del aula se traslada a la realidad; así, como parte del proceso, las Experiencias Duc in altum son el bosquejo de la vida que espera a los estudiantes, pues se tiene la oportunidad de salir de la cotidianidad escolar, de ver a sus compañeros y maestros de manera distinta y de tomar decisiones para resolver conflictos. Otra situación concreta que ofrece el Inhumyc para situar al alumno en el mundo son los concursos de pintura, oratoria y creación literaria, un foro de expresión para todos; los talleres artísticos y deportivos, una oportunidad para que cada individuo encuentre su talento. Con todo ello, se toma conciencia del poder transformador que es capaz de adquirir el conocimiento.

El papel de la escuela, entonces, es de formar personas capaces de desarrollar sus habilidades para construir con ellas un cambio en la dirección que el bienestar común sugiere. El Inhumyc ha trabajado a lo largo de 60 años en la construcción de la felicidad y el éxito al servicio del otro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *