Carta del P. Héctor – Septiembre de 2015

Carta del P. Héctor – Septiembre de 2015

Querida comunidad Inhumyc:

¿Quién de ustedes, por más que lo intente,

puede añadir una sola hora de su vida?…

No se inquieten por el día de mañana,

que el mañana traerá su propia preocupación.

A cada día le basta su propio afán

Mt. 6, 25-34

Seguramente más de uno ya está viviendo la angustia y la preocupación de un nuevo año escolar. Por ello, las palabras de nuestro modelo de plenitud humana, Jesús de Nazaret, son orientadoras y sugerentes.

No gastemos demasiadas energías en excesivas preocupaciones por el mañana; confiemos en esa fuerza escondida que habita en cada uno de nosotros. Recordemos que la responsabilidad y compromiso de cada día construye y prepara nuestro mañana.

Sintamos, disfrutemos y agradezcamos el regalo y tarea de un nuevo ciclo escolar. Y no olvidemos que nuestro ser y quehacer como Inhumyc es generar una sociedad distinta, alternativa, justa y solidaria, todos tenemos nuestro metro cuadrado de ello.

Me despido con una exhortación de Mario Benedetti: “No te rindas, por favor no cedas, aunque el frío queme, aunque el miedo muerda, aunque el sol se esconda y se calle el viento, aún hay fuego en tu alma, aún hay vida en tus sueños porque la vida es tuya, y tuyo también el deseo, porque lo has querido, y porque te quiero, porque existe el vino y el amor, es cierto; porque no hay heridas que no cure el tiempo.”

 

Un abrazo,

P. Héctor MSpS

 

 

Previous Post
«
Next Post
»