Cambio climático

Cambio climático
Por: Ana Sofía de León

El cambio climático es algo de lo que todos hemos escuchado, pero casi nadie sabe qué es, sólo sabemos que es malo; yo tampoco sabía qué era hasta hace unas semanas, así que les explicaré brevemente: el cambio climático que es atribuido directa o indirectamente a las actividades humanas que altera la composición global de la atmósfera y a la variabilidad climática que ha sido comparada con otros periodos de tiempo.

En resumen, el clima está cambiando a causa de los peores depredadores y las mayores bestias… los temibles humanos y si no hacemos algo pronto podemos llegar hasta la extinción.

Es muy serio, entonces, ¿por qué todavía hay personas que no creen que el cambio climático es real? Eso nunca podremos saberlo, tal vez no han visto toda la basura que llega al mar, o tal vez nunca han visto cuántas especies se han extinguido, tal vez sólo quieren escapar de la dura y cruel realidad negándola, tal vez, tal vez, tal vez; pero nunca pensamos en lo que esos tal vez se podrían convertir si no hacemos nada ahora que podemos, cómo tal vez si hubiéramos reciclado el papel seguirían existiendo los árboles, o tal vez si no hubiéramos usado tantos popotes no se habrían extinto las tortugas… ¿de verdad queremos ese futuro para nuestros hijos, nietos, bisnietos? Por eso es que necesitamos hacer algo ya y no me refiero a cambiar completamente nuestras vidas de un día para otro, a lo que me refiero es que con pequeñas acciones podemos cambiar nuestro estilo de vida por uno más amigable con el medio ambiente, así que aquí van algunos consejos para cuidar el planeta y también cuidar el bolsillo:

  • Aprovechar al máximo la luz, no olvidemos apagarla cuando no estemos en una habitación, eso hará que nuestro recibo de luz baje considerablemente.
  • Ahorrar más agua, con acciones como lavar el auto con una cubeta en vez de usar la manguera o recolectar el agua fría de la regadera, nos ayudará a reducir su consumo y su costo.
  • Elegir baterías que se recarguen con energía solar. Asimismo, consideremos la opción de adquirir un calentador de agua solar, es una inversión que a la larga traerá beneficios económicos y ambientales.
  • Evitar lo más que se pueda usar el auto. Viajar en bicicleta o transporte público en vez del auto nos volverá personas más sanas y contribuiremos a contaminar menos.
  • Elegir bolsas de papel o tela, ya que las regulares de plástico son muy contaminantes y toman más tiempo para degradarse.
  • Plantar árboles, ya sea en el jardín, en algún parque o buscar asociaciones civiles que estén reforestando. Todo esto ayuda a mejorar la calidad del aire de la ciudad y de nuestros pulmones.
  • Utilizar los desechos orgánicos es una excelente opción de abono. Éstos se pueden enterrar en el suelo para ayudar a las plantas en vez de tirarlos a la basura, también consideremos usar productos naturales sobre las plantas en vez de pesticidas.
  • Evitar a toda costa tirar basura en las calles, guardarla hasta el bote de basura más cercano o hasta llegar a casa es sencillo y es muestra de nuestra educación.

Si compartimos estos consejos con toda la gente que conocemos, más personas se unirán a la vida amigable con el medio ambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *