Café

Café
por: Kevin Téllez

Dicen por ahí

que este era un brebaje mágico,

que dotaba de grandeza y energía

a cualquiera que dispusiera de él.

Pero a costa de oscurecerse,

por dentro y por fuera,

el aliento, los dientes,

la vida misma.

El aroma inconfundible

atrae hasta a los más muertos,

es la promesa

de volver a estar vivo.

 

Previous Post
«
Next Post
»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *