Alebrijes

Alebrijes
Por: Kevin Téllez

 

Sí, lo conocí, en algún momento coincidimos, yo en él y él en mí. Era extraño, hasta cierto punto simple, sobre todo vacío. Tanto que todo aquel que lo conocía, tenía la necesidad de darle algo, no importaba la ocasión, un brazo, una pierna, incluso un corazón.

Hoy está irreconocible, quizá por fin es alguien, o tal vez ahora es todos.

Previous Post
«
Next Post
»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *