Educar la mente
sin educar el corazón
no es educación

Aristóteles

¿Cómo afecta el ámbito intelectual en la vida? Ésa es una pregunta compleja; sin embargo, creo que ese aspecto cambia …

"/> Abrir puertas – Revista Duc In Altum

Abrir puertas

Abrir puertas
Por: José Pablo Espinosa

Educar la mente
sin educar el corazón
no es educación

Aristóteles

¿Cómo afecta el ámbito intelectual en la vida? Ésa es una pregunta compleja; sin embargo, creo que ese aspecto cambia según cada persona, es decir, depende de cómo lo utilices. Para empezar, si usas la inteligencia de forma apropiada tendrás una gama de oportunidades muy grande, me refiero a no reprimirla. Se tiene que divulgar el conocimiento que tiene una persona lo más que se pueda.

 

Cuando iba en años anteriores en la preparatoria, mi desempeño como estudiante no era muy bueno, tenía notas bajas y por más que me esforzara no podía mejorar y avanzar, mis maestros no me apoyaban y una maestra me dijo que nunca lograría nada en matemáticas.

 

Cuando entré al Inhumyc y tuve un ambiente más agradable, mis notas empezaron a subir y empecé a tener un mejor ámbito intelectual y se me abrieron muchas oportunidades. Esto me enseñó que para llegar a desarrollar un intelecto, se necesita un ambiente cómodo y gente que te apoye, yo pasé de sacar 5 en matemáticas a ser alguien que las comprende y desarrolla mucho mejor. El intelecto puede cambiar vidas, ya sea abriendo puertas a grandes oportunidades o creando nuevas.

 

Como mencioné antes, el intelecto no debe de ser reprimido, siempre habrá gente que intentará hacer que no lo aprovechemos, te podrán decir “para qué te esfuerzas tanto o que no seas responsable”, siempre te atacarán por cosas así, pero se debe aprender a no hacer caso a comentarios como esos, uno siempre debe desarrollarse a su manera y logrará llegar muy lejos. Un ambiente intelectual puede cambiar vidas dependiendo de quién lo utilice y cómo lo haga, pero siempre en algo que apasione. Siempre hay que buscar un tema que motive el desarrollo del intelecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *